Editorial

Nisman más vigente que nunca

Tras el estreno del documental en Netflix, se reabre la discucion sobre la muerte del fiscal.

El documental sobre el caso Nisman reabrió la discusión. La serie tiene como sustento la palabra de muchos funcionarios y ex funcionarios del pasado gobierno de la hoy vicepresidente Cristina Fernández.

Dentro de los diversos testimonios, se encuentra el del hoy presidente de la nación Alberto Fernandez, en donde en su declaración del año 2017  textualmente afirmaba : “hasta el dia de hoy dudo de que se haya suicidado”, claro en ese momento era tan sólo un ex funcionario de la vieja gestion kirchnerista, y a la cual renunció por no estar de acuerdo con algunas situaciones.

Al parecer en ese momento Alberto Fernandez era libre de dar su opinión sobre el caso y ni se le cursaba que en un futuro podría llegar a ser candidato a  presidente en una fórmula junto a CFK, no  quiere decir que el ex jefe de gabinete no pueda cambiar de opinión.

Lo curioso es que a 5 años de la muerte de el fiscal, al cual el presidente Néstor Kirchner le dio la plena potestad para ir a fondo con la investigación del caso Amia, terminaría acusando a la que en ese momento era su mujer por el simple hecho de haber firmado un memorándum con el principal país acusado del atentado, donde el  fiscal aseguraba que fue un pacto de impunidad que abilitaba inmediatamente, luego de la firma de él, a dar de baja las alertas rojas, que le daban a la argentina la unica posibilidad para poder seguir de cerca a los principales sospechosos de haber sido los autores del hecho.

Lo raro del cambio de postura del actual mandatario durante su  dialogo con Radio 10 donde argumento que  “Desde 2017 , cuando se grabo la entevista, hasta ahora no apareció ninguna prueba seria que diga que a Nisman lo mataron y aparecio una pericia absurda que contradice los más elementales principales”

Lo raro de esta declaración es que anula el primer argumento, en su declaracion siguiente, dando da por absurda la pericia hecha por gendarmería, en la cual en su informe se aclara que se encontró ketamina, una sustancia cuyo efecto causa sedación.

Todo este lío, al cual todavía no se le dio a la sociedad una respuesta concreta durante los distintos mandatos que sucecedieron al hecho, hace parecer que cuanto más tiempo pase, o (dejen pasar) la posibilidades cada vez se achican más y para los familiares lo único que les queda es aferrarse a la esperanza de que en algún momento se pongan de acuerdo y de una vez por todas le den una respuesta de por lo menos una de las tantas que nos deben.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *